Brian Matiash

Autor y fotógrafo de paisajes y viajes

Brian Matiash se especializa en fotografía de paisajes y viajes, y ha pasado la mayor parte de una década educando e inspirando a fotógrafos de todo el mundo con sus tutoriales, videos e historias. Está estrechamente asociado con algunas de las mejores compañías de fotografía del mundo, todas las cuales son vitales en su flujo de trabajo fotográfico. Es un embajador de Sony Artisans of Imagery y Zeiss Lens.

"Dependo en gran medida de mi cámara, lentes, filtros y trípode para dar vida a mi visión creativa a través de fotos y videos. Dependo en gran medida de G-Technology para garantizar que esas fotos y videos sean siempre accesibles y estén protegidos sin importar en qué parte del mundo me encuentre."

Una visión diferente

"No deseo desarrollar mi marca como fotógrafo surrealista y daltónico."

Y no lo hizo. Sin embargo, uno no puede mirar la galería del fotógrafo de viajes Brian Matiash de Portland, Oregón y no darse cuenta de algo… diferente. Sus imágenes prácticamente vibran con textura. Serpentean con los patrones direccionales de la naturaleza y sutilmente ilustran el modo en que los artificios hechos por el hombre son ecos de un paisaje mucho más grande. Si bien su trabajo a color es fascinante, hay algo extraño sobre este, quizás incluso fantástico, como si se hubiera restringido intencionalmente a una paleta de dos tonos para volver a poner la atención en la forma y la sensación.

Brian no puede ver mucho el color rojo o verde y no puede diferenciarlos. Rara vez fotografía a las personas debido al desafío de obtener verdaderos tonos de piel. De hecho, como un autoproclamado jugador de videojuegos y nerd de computadoras durante la secundaria, Brian apenas tocó una cámara hasta la universidad. Luego se encontró con un problema mayor que el daltonismo: la ansiedad por separación. A cuatro horas de su Brooklyn natal, Brian ingresó a la Universidad de Siracusa y se enfrentó a un pánico que no sabía que existía en su interior.

Un amigo le dio una cámara. Como muchos creativos saben, la cámara proporcionaba una barrera contra el mundo exterior, una rara y muy necesaria capa de seguridad. Todavía demasiado tímido para fotografiar a la gente, Brian dirigió su atención hacia los edificios, y tal vez ese estrechamiento de enfoque en la arquitectura le dio a él, un niño que creció rodeado de torres de acero, ladrillo y concreto, algo de comodidad y calma. Fue suficiente. Las semillas de una carrera fotográfica echaron raíces.

Negocios y almacenamiento

Es un largo camino de Brooklyn a Portland, y en ese viaje Brian pasó de especializarse en la fotografía de exploración urbana al paisaje y los viajes. Algunos se sorprenderían al descubrir que nunca había dormido en una carpa hasta los veintitantos años. En los últimos dos años, dice, ha viajado más que en el resto de su vida.

En medio de toda esta transición, Brian aprendió lo básico de ser un profesional creativo, en parte trabajando para compañías como ON1, Google y Sony. Una visita a su tienda en línea revela no solo la capacidad habitual para encargar impresiones, sino también sus propios libros electrónicos, paquetes preestablecidos y de texturas, y materiales de capacitación sobre el flujo de trabajo y edición de fotos. Entiende el valor de contar con flujos de ingresos residuales, así como asociaciones equitativas y confiables. Según Brian, una de las asociaciones más importantes que tiene es con su proveedor de almacenamiento.

"“Todo el mundo se enfoca en las cámaras y las lentes”, menciona, “y es, ‘¡guau, tiene 42 megapíxeles y un rango dinámico y las lentes pueden abrirse hasta 1.2!’ Y eso es genial para obtener una foto de buena calidad. Pero nadie realmente se enfoca demasiado en lo que sucede luego de tomar las fotos y a la hora de almacenarlas. Eso es posiblemente más importante que la cámara. Si no tienes un almacenamiento confiable para tus fotos, estás acabado. Puedes tener la cámara más asombrosa del mundo, pero tus fotos aún corren el riesgo de corromperse o perderse por completo”."

Los que siguen a Brian conocen su épica lucha con el almacenamiento y la metodología que lo ha salvado de repetidos desastres. En su blog, expone las siguientes cinco pautas fundamentales para su estrategia de almacenamiento:

1. "Necesito una solución de almacenamiento escalable para alojar todo mi catálogo de fotos y videos mientras crece junto a mis necesidades."

2. "Necesito un contenedor de almacenamiento que pueda aprovechar la velocidad de bus más rápida posible de mi computadora. En este caso, es Thunderbolt 2."

3. "Necesito que mi contenedor de almacenamiento tenga dispositivos de seguridad adecuados para protegerlo de posibles fallas del disco duro."

4. "Necesito tener una copia de seguridad reflejada, in situ, rápida y confiable de toda mi biblioteca de fotos y videos."

5. "Necesito tener acceso inmediato a una copia local externa de mi biblioteca con una pérdida de copias de seguridad incremental de no más de dos semanas."

Tenía hardware y un plan, y solo el segundo lo salvó del primero. De 2010 a 2014, Brian abrió no menos de 21 casos de soporte técnico con su proveedor de almacenamiento y finalmente llegó a un punto de quiebre. Los consejos de compañeros fotógrafos y opiniones de colaboración abierta distribuida en las redes sociales llevaron a Brian a explorar las poderosas soluciones de almacenamiento de G-Technology®. Esto abrió las puertas y el diálogo, lo que finalmente llevó a que Brian consiguiera un lugar en G-TEAM y, lo más importante, una migración de todo su flujo de trabajo en las soluciones de almacenamiento de G-Technology.

En la actualidad, la fotografía de Brian funciona con dos flujos de trabajo, uno para el hogar y otro para viajar. Para las tomas locales, trae de vuelta sus tarjetas SD a su escritorio. Al trabajar con Chronosync a través de su Mac Pro®, realiza una copia de seguridad de todos los archivos en un par de G-SPEED® Studios de 16 TB de G-Technology, uno para producción y el otro para copias de seguridad in situ. Para detectar cualquier cambio posterior realizado durante la edición y la producción, cada día se realiza una copia de seguridad incremental a las 2:00 a. m. entre los dos G-SPEED Studios. Al lado, un vecino amistoso con “una caja de seguridad gigantesca, a prueba de incendios y bombas” le permite a Brian hacer copias de seguridad incrementales cada dos semanas a un G-RAID® de 16 TB para prevenir una catástrofe física. Durante un tiempo, consideró la posibilidad de realizar copias de seguridad basadas en la nube en lugar de G-RAID, pero finalmente decidió que, si alguna vez sucedía una catástrofe, “me llevaría un año descargar todas mis fotos de la nube, y eso no es realmente una opción para mí”."

Para viajar, Brian tiene dos unidades G-DRIVE® ev SSD de 500 GB, cada una alojada en su propia ev All-Terrain Case (ATC). No almacena fotos en su computadora portátil, prefiere en su lugar la resistencia, el rendimiento y la conveniencia superior de las soluciones portátiles de G-Technology. Como en la oficina de su casa, un G-DRIVE ev SSD sirve como su disco de producción en el camino mientras que el otro sirve como un volumen para hacer copias de seguridad. Una vez más, Chronosync ayuda con las actualizaciones incrementales antes de ir a la cama. Durante el día, deja el disco de copia de seguridad en la caja fuerte de un hotel o, si es necesario en las regiones menos desarrolladas, encerrado en un bolso que a su vez está cerrado y atado a una tubería.

Una vez que regresa a casa, Brian saca sus G-DRIVE ev SSD de sus ATC y los coloca en la carcasa G-DOCK ev® de su escritorio. De esta forma, copia los datos ev SSD a los G-SPEED Studios. Señala que una de las varias razones por las que disfruta de G-DOCK ev es por la mayor facilidad que tiene para hacer comparaciones de volumen con el fin de asegurarse de que no se ha corrompido ningún dato. Aceptando su propio toque de obsesión, también le gusta “la elegancia” de conectar en cadena los G-DOCK y G-SPEED STUDIO, con solo un cable de datos y un puerto de sistema amarrados. Solo después de que el G-RAID contiguo completa las copias de seguridad incrementales, Brian limpia los discos de viaje para su reutilización.

Para Brian, este flujo de trabajo de almacenamiento es crucial para la viabilidad de su negocio. Al igual que muchos otros profesionales, ha visto días en los que todo su volumen de producción se derrumbó y solo esa copia de seguridad guardó los datos de sus clientes. Observa con gran énfasis: “Si no tuviera copias de seguridad, estaría en problemas”." El almacenamiento confiable le permite dormir por la noche y protege todo su trabajo acumulado de años de trabajo irreproducible.

"“Hace poco leí este artículo en el que publicaban 19 motivos por los cuales los fotógrafos fracasan”, agrega. "En el número tres decía, “te tratas a ti mismo primero como un fotógrafo y no como una persona de negocios”. Está mal. Debería haber sido el número uno."

Brian, mujer con palos
Brian, extraterrestres
Brian, costa
Brian, chica

Visión diferente

A menos de una hora de su hogar en Portland, Brian Matiash puede estar de pie ante una gran cantidad de impresionantes cascadas de Oregón. A lo largo de los años, ha capturado muchas desde varios ángulos. Les dice a los estudiantes de su taller que comiencen esos viajes con “el tiro al aire”, la captura obvia, de arriba hacia abajo, que todos los turistas hacen. Pero con el manejo de la imagen obligatoria, ¿y luego qué?

"“Ahí es donde empiezas a desafiarte a ti mismo”, señala. "Porque los dos podemos estar hombro con hombro, preparados para obtener la misma toma. Pero hay una variable que nadie puede replicar: tú. Como aspirante a profesional, es algo en lo que debes enfocarte y aprovechar. Ahí es donde se formará tu estilo, tu pegamento creativo."

Considere su foto de las cataratas de Abiqua. Si bien muchos fotógrafos han colocado sus cámaras cerca de donde Brian lo hizo, ninguno transmite esa misma sensación descentrada de suave melancolía y textura pedregosa y barrida. Brian comprende el valor de una perspectiva diferente.

Por ejemplo, admite que la mayoría de las personas, incluidos los aspirantes a profesionales creativos que deberían saber más, compran su almacenamiento en función del precio y la disponibilidad en góndola al por menor, como él lo hizo. Admite haber rellenado sus carcasas de almacenamiento anteriores con discos duros de consumo barato. Solo al abrirse paso entre esos 21 boletos de servicio aprendió el significado de los discos duros de clase empresarial y por qué tener el socio de almacenamiento adecuado puede ser tan importante. Uno de los factores que atrajo a Brian a la serie Studio de G-Technology fue la insistencia de la compañía en solo usar discos de clase empresarial. Hasta la fecha, comenta que no ha tenido ni un solo motivo para buscar ayuda con respecto al almacenamiento desde que los discos llegaron a su puerta.

"Antes, mi único pensamiento era: ‘¡necesito discos!’. Pero eso solo se convirtió en una lección de frustración, ansiedad y mucho tiempo perdido. ¿Sabes cuál fue la gran lección? Recibes lo que pagas. De verdad que sí. Idealmente, deseas cambiar tu perspectiva y verlo antes de que el tiempo y la experiencia te obliguen a verlo."

Los miembros de G-Team son líderes en sus respectivos campos, quienes utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros de G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.

Más embajadores de G-TEAM