Colby Brown

Fotógrafo humanista y de viajes

Colby Brown es un fotógrafo profesional, autor y educador en fotografía que reside en Dénver, Colorado. Se especializa en la fotografía humanista, de viajes y paisajes. Durante su trabajo uno puede ver que combina su amor por la naturaleza con su fascinación por las diversas culturas del mundo. Cada una de sus fotografías cuenta una historia de vida en este planeta.

"Todo se reduce al profesionalismo y a la calidad de fabricación que los discos duros proyectan y demuestran en comparación con todos los demás discos duros."

"Compré un boleto de ida"

En la actualidad, Colby Brown puede ser el hombre con más visión de futuro, conocimiento en negocios y mentalidad independiente en la fotografía de viajes. Clientes anteriores incluyen a National Geographic, The Sierra Club, la Cruz Roja, Sony, Toshiba, Canon, Phase One y Wacom por nombrar algunos. Ayudó a fundar una organización sin fines de lucro dedicada a la reconstrucción de Haití. Es un autor, educador, hombre de familia y empresario. Todo fue planeado cuidadosamente, pero, al mismo tiempo, todo lo que Colby es en la actualidad comenzó prácticamente por accidente. Si existe una manera “normal” de convertirse en un fotógrafo de clase mundial, Brown hizo lo contrario.

Brown, que ya tenía doble nacionalidad canadiense y estadounidense al nacer, parecía destinado a viajar. Comenzó a recorrer el mundo a los 17 años y siguió tomando semestres libres para viajar por todo el mundo hasta que finalmente se graduó con una subespecialización en negocios y una especialización en administración y planificación de emergencias. ¿Por qué un diploma tan extraño? Porque todos a su alrededor parecían estar consiguiendo trabajos que no tenían nada que ver con sus especializaciones, así que ¿por qué perder el tiempo? ¿Por qué no estudiar algo que pudiera ayudar a la gente? Ya estaba mostrando sus raíces humanitarias.

Luego de graduarse, lo único que deseaba Brown era seguir viajando. Atendía un bar, servía las mesas y ahorraba casi todo su dinero al no tener nada y quedarse con amigos. Hasta ese momento, la única cámara que tenía era una Kodak 6490 de 4.1 megapíxeles. Brown sabía que quería seguir viajando, pero tenía que hacerlo de una manera responsable en lugar de seguir viviendo de sus amigos y familiares.

Colby recuerda: “Básicamente, decía, ‘Oye, quiero ser fotógrafo’. Quiero decir, ¿por qué no? Compré un par de libros y me comencé a estudiar por mi cuenta mientras viajaba por Columbia Británica tomando muchas fotos que en verdad eran horribles”."

Todos los días revisaba su trabajo, usando su propio ojo crítico para estudiar por qué 99 de 100 fotos eran horribles y qué hacía que ese uno por ciento fuera excepcional. Cuestionaba la psicología detrás de las imágenes, la composición, la exposición. Con el tiempo, surgió su propia visión creativa. Colby sabía lo que le gustaba, por qué le gustaba y dónde buscar mejoras.

Luego de casi medio año de autoaprendizaje, Colby se despertó una mañana y decidió ir al Sudeste Asiático porque nunca había ido. Compró un boleto de ida. La mujer que estaba a su lado en el avión era una escaladora de Wyoming en camino a su boda, pero su fotógrafo se había echado atrás en el último minuto.

"“Cinco meses después de recoger mi primera cámara réflex digital”, dice Colby, “pude convencer a esta mujer de que me contratara. Mi primer trabajo pago fue tomar fotografías en una boda budista tradicional en el medio de una aldea rural en el sur de Tailandia, rodeada de tribus locales. Fue increíble. Pero lo más importante, me dio la seguridad para decir, ‘Tal vez podría hacerlo realidad’, incluso si solo estaba comprendiendo ciertas cosas a medida que avanzaba”."

"Siempre ha sido el proceso"

Aunque Brown se apresura a criticar sus primeros trabajos, afirma que, incluso entonces, la fotografía pronto se convirtió en una salida para él, completamente diferente de los intereses de “chicas y deportes” de su juventud. La fotografía le dio un nuevo sentido de perspectiva que va desde lo práctico a lo metafísico. Describe la creatividad y el intercambio de la fotografía como “adictivo” y “liberador”, pero nunca desarrolló la discriminación del esteta entre el arte y los negocios. Para Brown, son las dos caras de la misma moneda.

"La industria fotográfica tiene una tendencia a centrarse en los resultados finales, ya sean estas imágenes grandes e icónicas o el equipo que tenemos. Pero para mí, siempre ha sido el proceso de creación, tanto para capturar una escena como para procesarla. Creo que muchos artistas entran en el mundo de los negocios con una actitud un tanto negativa, pero en realidad se trata de las relaciones personales y de tratar a la gente como si fuera oro, por así decirlo. Se trata de conectar, encontrar una fusión más creativa y aprovechar las oportunidades."

Colby, velas
Colby, montañas
Colby, niño que llora
Colby, iglesia blanca

Esta búsqueda de fusión y oportunidad ha llevado a Brown a tomar algunos rumbos profesionales poco ortodoxos. Durante los primeros seis años de su carrera fotográfica, Brown era un usuario cercano de Apple, como casi todos los profesionales creativos de su nivel. Sin embargo, cada vez se sintió más incómodo con la dirección de Apple sobre iOS y le resultó “limitante”." Otro gran problema con Apple era que aparentemente todos los fotógrafos confiaban en iOS y OS X. Mientras tanto, Android de Google estaba creciendo en popularidad a pesar de ser ignorado por la comunidad fotográfica. Esto le dio a Brown la oportunidad de empezar a hablar con la gente de Google, y pronto estuvo dialogando con los vicepresidentes de la línea de productos, además de asesorarlos. Incluso ayudó a Google a perfeccionar la funcionalidad HDR para Google Glass.

Con una puerta contraria abierta, otros lo siguieron. Después de descubrir que Windows ME y Windows Vista “no eran una experiencia agradable”, Brown dudó en darle otra oportunidad a Windows. Pero como uno de sus patrocinadores más importantes acababa de lanzar una tableta basada en Windows diseñada para profesionales creativos, Brown dobló la apuesta y desarrolló una PC basada en Intel Core i7 por un cuarto del precio de una Mac Pro de ese entonces. Reconoció que Windows 8 “había crecido hasta el punto de gustarle por completo”."  Incluso señala su estabilidad como uno de sus puntos más fuertes, lo que es contradictorio con Windows del pasado.

"Solo experiencias increíbles"

Colby Brown es el único miembro de G-Team que hemos descubierto que utiliza sistemas Windows y dispositivos Android en lugar de plataformas de Apple. Sin duda, esto lo ha hecho sentir “como la oveja negra de la industria fotográfica por momentos, en especial cerca del extremo superior del espectro”." Claramente, el mercado profesional creativo se inclina hacia Apple. Lo que es incluso evidente en los productos de almacenamiento de G-Technology, que vienen preformateados de fábrica con HFS+ para ser directamente compatibles con Mac.

El mismo disco no se reconocerá de manera inmediata cuando se conecte a un sistema Windows. Sin embargo, como Brown pronto descubrió, la preparación de un disco de G-Technology para trabajar en un sistema Windows solo requiere unos pocos pasos que se enumeran en las instrucciones incluidas y se puede modificar en menos de dos minutos. Es un pequeño inconveniente, pero uno que Brown está dispuesto a aceptar para utilizar los productos de almacenamiento Thunderbolt que muchos de sus amigos y colegas recomiendan.

"“Siempre escuché cosas estupendas acerca de G-Tech desde el punto de vista del servicio al cliente”, señala. "Además, todo se reduce al profesionalismo y a la calidad de fabricación que los discos duros proyectan y demuestran en comparación con todos los demás discos duros. Tengo un cajón lleno de discos duros externos, regulares y resistentes. La mayoría funciona adecuadamente, pero cada vez que te ocurre una situación seria, no están hechos para soportar de verdad mi carga de trabajo de viaje o las ubicaciones extremas en las que trabajo. No he tenido más que experiencias increíbles con los productos de G-Tech, ni un solo problema. Para mí, alivia una enorme carga no tener que preocuparme por los discos duros que pongo en mis maletas."

Brown señala que confía en los discos de G-Technology por la misma razón que confía en cualquier otra marca: eficiencia y eficacia. "“Lo que sea que me haga más efectivo y eficiente como fotógrafo, director creativo o empresario, esas son las empresas con las que quiero trabajar y los productos que quiero utilizar”, añade. Porque ahora que tiene una familia joven que cuidar y que pasa al menos cinco meses del año viajando, cada incremento en la eficiencia y la eficacia significa más minutos jugando con su hijo o planeando su próximo movimiento audaz (y probablemente al contrario) como un visionario creativo.

Los miembros de G-Team son líderes en sus respectivos campos, quienes utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros de G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.

Más embajadores de G-TEAM