Jim Geduldick

Cinematógrafo y director

Sin dudas, algún día, Jim Geduldick creará la experiencia de patinaje de realidad virtual más inmersiva del mundo, una maravilla tecnológica admirada y estudiada durante décadas, y entonces todo habrá dado un giro completo. Por ahora, sin embargo, el renombrado director y cinematógrafo continúa en este camino. Perfecciona su arte, estudia el futuro, mejora su juego de herramientas y se especializa en las tecnologías de realidad virtual y aumentada que actualmente redefinen los mercados de imágenes digitales de la actualidad.

"Los discos de G-Technology han sido un componente clave de mi carrera."

La primera cinta

Cuando era un niño en los años 80, a Jim le encantaba todo lo relacionado con la patineta. Devoraba revistas especializadas y estudiaba las imágenes de cualquier video de patinetas que pudiera encontrar.

"“Los miraba hasta que se rompían las cintas de VHS”, ríe. "Pero siempre me interesó cómo hacían esos videos de patinaje que mis amigos y yo veíamos. Me preguntaba cómo se habían convertido en camarógrafos, como se llama a los cineastas de patinaje."

Jim tuvo su primera respuesta cuando sus padres le compraron una videocámara en blanco y negro de 1987 que grababa hasta 11 minutos de video de 120 x 90 en una cinta de 90 minutos. Jim pasaba horas grabando clips con sus amigos, “sólo tonterías, nada al estilo cinematográfico ni nada de eso”, y era suficiente para hacer que quisiera más.

Los años pasaron. Las cámaras VHS dieron paso a las Hi8 y las digitales. La pasión de Jim por el patinaje continuó durante la escuela secundaria. Ahorró e incluso pidió prestado dinero a su hermana para una cámara de patinaje indispensable de la época con lente ojo de pez. Jim optó por no asistir a la escuela de arte o cine, pero aprendió todo lo posible acerca de la cámara y cómo filmar con ella desde fuentes gratuitas, como la biblioteca pública e Internet.

"“Cada vez que iba a competiciones de patinaje, snowboard o cosas por el estilo”, dice Jim, "“si no calificaba, o si pasaba algo cuando mis amigos llegaban a las finales, terminaba filmando todo. Estaba más que fascinado”."

Si esto suena como la regla de las 10 000 horas una vez más, no se sorprenda. Jim tenía talento, pasión y persistencia, todo en un solo niño en busca del catalizador adecuado.

Jim, escena de acción
Jim editando
Jim, coche de carreras
Jim, esfera

Dirección y director

La chispa de la carrera de Jim llegó en forma de una oportunidad en una importante revista de videos, que se envió a los suscriptores a través de VHS y DVD durante los años 90 y 2000. Un par de amigos que trabajaban en la revista acordaron considerar una presentación de Jim. Poco después, recibió su primer cheque.

"“Ser un adolescente y pensar ‘¡Oh, me pueden pagar por esto!’ fue bastante sorprendente”, recuerda Jim. "Me di cuenta de que podría hacer una carrera con los videos, más allá de solo seguir una carrera de patinaje o snowboard profesional. A partir de ese momento, empecé a tomarme muy en serio la cinematografía y a aprender por cuenta propia a editar."

Fortuitamente, la adopción de Jim de la edición de video se produjo justo alrededor de 1999, cuando el video digital se hizo tendencia, un punto no muy lejos de donde se encuentra la realidad virtual en la actualidad. Comenzó a conseguir trabajos independientes y, una vez más, se dedicó a aprender todo lo que podía acerca del stop motion, los efectos digitales, los gráficos en movimiento y otras tecnologías empleadas por los titanes cinematográficos del nuevo milenio. Nunca quiso copiar lo que hacían, solo aprender cómo hacían las cosas y luego tener esas técnicas a mano para una posible adaptación.

Una floreciente carrera alejó a Jim del mundo de los deportes de patinaje y lo llevó a ocupar puestos que abarcaban desde editoriales de radio y televisión y animación infantil hasta trabajos de producción profundamente técnicos.

"“Conocía el funcionamiento interno de la computadora, y sabía cómo crear RAID y sistemas de almacenamiento de alta gama”, dice Jim. "Podía diseñar fuentes de efectos visuales y de publicación para las funciones de difusión editorial, documentales, cosas por el estilo. Conocía Fibre, RAID, SCSI, eSATA. Fue esa comprensión técnica la que más tarde me ayudó como cineasta, editor y artista de efectos visuales."

Balanceándose en el borde

A Jim Geduldick no le gusta pedir indicaciones. Sabe adónde quiere ir, y lo logrará mediante la prueba, el error y el valor. Su búsqueda para dominar todas las facetas de la producción de video digital lo condujo a través de una larga serie de empresas que van desde su empresa, Visual Collective, hasta fabricantes de automóviles extranjeros, software de ingeniería, tecnología informática y cámaras de acción. Con las cámaras de acción, la tendencia de Jim a mezclar los videos con tecnología de nueva generación finalmente le permitió moverse con libertad.

Sin embargo, sumergirse en las aguas inexploradas de filmar contenido de realidad virtual y aumentada (VR y AR) no significaba ser estúpido y tomar riesgos innecesarios. El trabajo de Jim lo hizo desarrollar y promover nuevas formas de desarrollar contenido inmersivo. Eso significaba cultivar un conjunto de herramientas adecuado para hacer posible tal trabajo de vanguardia. Afortunadamente, sus antecedentes le dieron el conocimiento necesario con el fin de optimizar sus estrategias de almacenamiento para ese salto exponencial de datos y emplear ese almacenamiento de la manera más confiable y eficiente.

En 2004, como Jim recuerda, tenía una colección de discos duros externos de un proveedor prominente. Varios de ellos fallaron durante un solo proyecto. Un colega contactó a Jim con Roger Mabon, que acababa de comprar los derechos de un producto RAID 0 de dos discos de Avid®. Ese producto se convirtió en el primer G-RAID® de G-Technology®. Jim probó el disco y se enganchó al instante. Desde entonces, ha sido un fanático devoto y usuario del espectro de productos de G-Technology.

"“A medida que mi carrera progresaba como cinematógrafo, y en efectos visuales y editorial, tomé la conexión con G-Technology junto conmigo,” cuenta Jim. "Los discos de G-Technology se convirtieron en mi opción confiable ya que los usaría en los diferentes estudios y trabajos independientes en los cuales trabajaría. En estos días, viajo con al menos cuatro discos ev. Obviamente, los discos SSD son una bendición para trabajar con imágenes de alta resolución y cámaras múltiples, especialmente con efectos visuales complejos y escenarios de filmación relacionados con la realidad virtual y la captura volumétrica, y para trabajar con sistemas de cámaras de cine digital como RED®, Phantom y todos los demás pesos pesados."

Para Jim, el almacenamiento que escoge para un trabajo es muy parecido al sistema de cámara. Ambos son esenciales, ambos deben seleccionarse para que se ajusten al trabajo en cuestión, y ambos deben ofrecer el rendimiento y la confiabilidad máximos. La necesidad de preservar los datos que originalmente lo llevó a adoptar los primeros dispositivos G-RAID continúa más de una década después. Además de una considerable colección de discos G-RAID de una y dos bahías, Jim ahora depende en gran medida de las torres G-SPEED®, así como de la modularidad resistente pero conveniente de los productos de Evolution Series. (Para explorar solo un ejemplo de cómo Jim tortura su almacenamiento en el campo, consulte nuestro estudio de caso acerca de su trabajo de realidad virtual en las duras condiciones del desierto de Nevada).

A medida que Jim continúa sobrepasando los límites de la cinematografía de realidad virtual y aumentada, anticipa que G-Technology estará a su lado. "“Los discos de G-Technology han sido un componente clave de mi carrera”, comenta. "La línea de productos ha crecido junto con mi conocimiento y capacidad. No sé dónde estaré dentro de cinco años, o qué tipo de mundos visuales locos voy a capturar, pero confío en que G-Technology todavía estará allí brindándome la velocidad y confiabilidad que mi trabajo requiere en cualquier entorno. Los discos de G-Technology han sido un componente clave de mi carrera."

Los miembros de G-Team son líderes en sus respectivos campos, quienes utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros de G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.

Más embajadores de G-TEAM