lucas-gilman

Lucas Gilman

Fotógrafo de deportes de aventura

Lucas trabaja regularmente con clientes editoriales y publicitarios que abarcan todo el mundo, incluidos los siguientes: National Geographic, Sports Illustrated, ESPN Magazine, ESPN.com, Men's Journal, Outside Magazine, Men's Fitness, Maxim Germany, FHM Australia y The New York Times. Sus clientes comerciales incluyen los siguientes: G-Technology, Nikon, Red Bull, Lowepro, Manfrotto, SanDisk, Apple, Adobe, Garmin, Patagonia, Marmot, Gore-Tex, Marmot y K2 Skis.

Flujo de trabajo

"Como profesional, debes separarte del resto. Debes entregar los recursos a tiempo y hacer que tus clientes confíen en ti."

Comenzó con la pesca con mosca. De niño, el padre de Lucas Gilman lo llevaba a él y a sus clientes de pesca con mosca a los confines de Costa Rica, Nueva Zelanda, Sudamérica y más allá, siempre en busca de la próxima gran pesca. Para el joven Gilman, los paisajes eran el verdadero premio. Le inspiraron el amor por viajar y por el aire libre que algún día lo ayudarían a convertirse en uno de los fotógrafos de aventura más respetados en el mundo.

Sin embargo, Gilman es consciente de que la visión artística y la inspiración son las únicas responsables de su éxito. El lado técnico de su profesión sigue siendo igual de importante, si no es que más, para mantener la prosperidad de su negocio.

"“Con la economía como está, cada trabajo posiblemente sea tu último trabajo con clientes, y lo que produces es realmente criticado mucho más de lo que solía ser”, opina Gilman. "Realmente no existe la opción de decir, “Oh, no funcionó esta vez”, porque ese cliente ya no será tu cliente nunca más. Confiar en mis discos, saber que voy a poder entregar los recursos como prometí, es una gran preocupación. Es por eso que uso los discos de G-Technology."

Tropiezos en el camino al éxito

Un primer vistazo a la fotografía épica de Gilman de alguien que trepa una cascada congelada puede inspirar asombro, tanto en el tema, la composición y la calidad técnica de la imagen. Pero para Gilman, todavía era una experiencia de aprendizaje.

"“Eso fue absolutamente lamentable”, se ríe. "Estaba a 14 grados bajo cero a la sombra, parado en un bloque de hielo todo el día. La cámara tiene goma por fuera, pero el marco interno es de aleación de magnesio. Es como si estuvieras sosteniendo un ladrillo de metal que constantemente absorbe el calor de tus manos."

Las experiencias de aprendizaje nunca son fáciles. Al igual que la mayoría de los fotógrafos y cinematógrafos profesionales que entrevistamos, Gilman tuvo una tragedia técnica en su pasado. En la época en que los discos duros de 80 GB se consideraban muy grandes, uno de ellos le falló sin previo aviso. Describe el evento como si no fuera el “fin del mundo”, pero perdió el trabajo por dos razones clave: 1) estaba usando discos para consumidor y 2) no tenía una estrategia de respaldo adecuada. Este es el sello distintivo de un aficionado. Según Gilman, los profesionales aprenden a proteger su modo de vida, o no se mantienen profesionales por mucho tiempo.

Gilman, caballos
Gilman, hielo
Gilman, nieve
Gilman, polvo

Gilman señala que solía comprar productos de almacenamiento por el aspecto, la imagen que proyectaban junto con su equipo Mac, siempre asumiendo que lo que había dentro de la caja coincidía con la calidad del exterior. Muy a menudo, ese no era el caso. Además, encontró un número preocupante de casos en los que los proveedores comenzaron proporcionando equipos de almacenamiento de clase profesional y luego, sin previo aviso, cambiaron a una clase inferior de rendimiento del disco.

"“No hay nada peor que dedicar un montón de tiempo y esfuerzo en un sistema y que luego ese sistema sea más para consumidores que para profesionales”, comenta Gilman. "Me gusta el hecho de que G-Technology continuamente intenta proporcionar recursos o equipos de hardware para apoyar a los fotógrafos y videógrafos profesionales de la industria cinematográfica. Siento que se han comprometido realmente a hacer eso, lo cual es importante para mí."

Sigue los bits

Alrededor del 70 % del negocio de Gilman sigue siendo la fotografía (normalmente el formato NEF RAW de Nikon), pero el resto es video con formato MOV de 1080 p transcodificado a ProRes 4:2:2 o 4:4:4, dependiendo de la aplicación final. Todas las instantáneas y videos se guardan en tarjetas SD y CF de nivel profesional, que luego se copian a través de la MacBook en dos discos duros portátiles G-DRIVE® mini durante toda la toma en el campo. Estos son discos USB 3.0 de 1 TB, y las transferencias son simultáneas para garantizar la redundancia de datos tan pronto como sea posible en el flujo de trabajo. Cuando esos discos se llenan, se incorporan dos más. Al final del día, los discos están separados geográficamente, a menudo Gilman lleva un conjunto y su asistente el otro, teniendo cuidado de que ambos conjuntos de datos nunca estén en el mismo lugar al mismo tiempo.

Cuando regresa a casa, Gilman toma uno de sus conjuntos de discos mini y lo copia todo en dos gabinetes de disco duro G-SPEED® externos o en dos G-RAID® Thunderbolt, por lo que también hay dos copias en esta ubicación. Gilman usa las unidades G-SPEED® para fotos y archivos, mientras que los G-RAID® Thunderbolt alimentan toda su edición de video gracias a su excepcional ancho de banda y rendimiento.

"“No tengo cuellos de botella”, comenta. "Es por eso que confío en los discos Thunderbolt, que están configurados como RAID 0 para esa velocidad extra. Esto me da un proceso de edición realmente perfecto, sin que se pierda los cuadros."

Bytes de sabiduría

Pídale un consejo profesional a Gilman y oirá una frase que se repite a menudo: "fotografíe todo y guarde todo." Gilman no borra nada de su cámara cuando toma fotos y se niega a hacer ediciones automáticas en el campo. A veces, esto vale la pena. Cuenta que una vez estuvo en Costa Rica para filmar una historia de kayak. En un momento dado, se apartó al costado del camino y fotografió un “albergue ecológico al azar” solo por diversión. Cinco o seis años más tarde, terminó convirtiendo esas fotos en una historia para Conde Nast Traveler, un trabajo que no solo pagó su viaje, sino que le consiguió un nuevo cliente.

Este trabajo “accidental” fue posible gracias a su práctica de nunca borrar nada y ser asiduo en la organización de imágenes para que sean fácilmente accesibles. Gilman hace un uso copioso del etiquetado de palabras clave. También almacena de manera muy metódica, porque cree que guardar y organizar los datos es tan importante como tomar las fotografías.

Para Lucas Gilman, tener el equipo adecuado es la columna vertebral de su profesión. De alguna manera, valora sus discos duros incluso más que sus cámaras y lentes, porque una vez que esos ceros y unos se desvanecen, desaparecen para siempre. Nada aplastará una carrera más rápido que la pérdida de datos.

Los miembros de G-Team son líderes en sus respectivos campos, quienes utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros de G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.

Más embajadores de G-TEAM