Shane Hurlbut

Director de fotografía

Shane Hurlbut, miembro de la Asociación de cinematógrafos de Estados Unidos (American Society of Cinematographers, ASC), es un cinematógrafo reconocido mundialmente que ha filmado películas taquilleras multimillonarias. Shane pone un nivel de pasión y entusiasmo incomparable en todo lo que hace. Es un pionero cinematográfico innovador que implementa técnicas nuevas en cada proyecto para desafiarse a sí mismo y mejorar la calidad de su trabajo. Combina constantemente emulsiones diferentes en la cámara para mejorar la narración. Una de sus películas más recientes, “Invencibles”, se filmó principalmente con una cámara Canon 5D Mark II y es el primer largometraje completo en HDSLR estrenado por un importante estudio.

"Contar con la capacidad de no solo confiar en su rendimiento, sino también con la confianza y la confiabilidad del hardware es lo que nos hace volver."

Iluminación hacia un camino de almacenamiento más seguro e inteligente

"“Tenía 14 años cuando mi papá y yo estábamos colocando un gato abajo de uno de nuestros graneros que se había corrido de sus cimientos”, recuerda el mundialmente reconocido cinematógrafo Shane Hurlbut, miembro de la ASC. "Mi papá lo estaba levantando desde afuera y yo estaba adentro con el montacarga de cadena, tratando de volver a poner la estructura en su lugar. El montacarga de cadena se rompió y salió volando cerca de mi cara. Luego, el granero empezó a correrse. Mi papá sostenía un lado del granero mientras volvía a colocar el gato. Fue entonces cuando se lastimó gravemente su espalda. Estuvo en tracción durante seis meses y era mi responsabilidad, con 14 años, cosechar todos los cultivos justo cuando comenzaban las lluvias y las inundaciones."

Estar literalmente hasta la cintura de desafíos le enseñó al joven Hurlbut cómo reaccionar cuando los planes no salen bien. Seis meses en la elaboración de un Plan A pueden desaparecer repentinamente, y el Plan B que ideas en su lugar debe ser aún mejor que el anterior. Esa flexibilidad, generada por la determinación, el instinto y el conocimiento constituye la fuerza fundamental que guía la carrera meteórica de Shane detrás de cámara. Es la fuerza que lo condujo desde las tierras de labranza del norte de Nueva York hasta las luces brillantes de Hollywood y que continúa forjando todo, desde sus métodos de iluminación hasta sus estrategias de almacenamiento de datos proporcionadas por G-Technology.

Llegada a la fama

Mucho antes de cosechar méritos como cinematógrafo por películas como “Somos Marshall”, “Terminator: la salvación” e “Invencibles”, Shane comenzó un programa de dos años para perseguir su afición por la radio. Ya en tercer año, cambió de idea, empezó a estudiar TV y ganó una beca lo suficientemente cuantiosa como para asistir a la universidad que quisiera. Mostró esa habilidad precoz para equilibrar el panorama completo con el problema en cuestión al reducir la búsqueda a Boston, donde su amor de la escuela secundaria, Lydia, asistía a la universidad Simmons College. Shane escogió el programa de Comunicaciones de masas de la universidad Emerson, que rápidamente se convirtió en un programa de cinematografía que terminó en dos años. (Lydia, mientras tanto, eligió a Shane y ahora llevan 27 años de casados). Pese al programa frenéticamente acelerado, Shane terminó primero en su clase.

De la noche a la mañana, Shane pasó de ser el pez grande en el estanque pequeño de Emerson a conseguir lo que más pudiera asemejarse a un cineasta brillante: cargar camiones para utilería y equipos de filmación por USD 3,50 la hora. Sin embargo, debido a su experiencia en la granja, podía manejar tráileres de 40 pies tan fácilmente como tractores, y pronto no solo estaba conduciendo los camiones de filmación, sino que también ayudaba a todos los que le regalaran un poco de su tiempo en el lugar que ocupaban del proceso de filmación.

"“Luego de trabajar unos años en Boston”, comenta Shane, “me di cuenta que la única manera en que iba a subir de posición era deshaciéndome del hombre que estaba delante de mí”. Por lo tanto, en lugar de comenzar a tener antecedentes penales, nos mudamos a Los Ángeles donde podía dejar mi propia huella… y enseguida comencé de nuevo desde abajo a cargar camiones de filmación."

Después de tres meses, un productor se acercó a Shane, lo felicitó por su pasión en el trabajo y le preguntó si conduciría un camión en una película nueva, aunque eso significaría renunciar al trabajo que tenía. Sin dudarlo, Shane aceptó. Era 1988. La película era “Phantasm II”."

Uno de los muchos contactos que Shane hizo en ese trabajo fue el graduado en cinematografía de la Escuela de artes cinematográficas de la universidad USC, Brian Coyne, que lo llevó aparte enfrente del set crematorio y le preguntó, “Shane, si vieras esta película en el cine, ¿te asustarías?”." Shane no entendió, por lo que su amigo se lo explicó y le dijo que mirara cómo estaban iluminadas las cosas. Cada rincón y grieta estaban expuestos. En una escena que tenía que inspirar miedo, no había ni una sombra.

"Fue como: ¡bam!," recuerda Shane. "Desde ese momento, todo lo que veía era luz. Al conducir por el camino, al entrar en cada habitación, examinaba los colores y cómo se reflejaba la luz y trataba de idear un plan para reproducir esas realidades con luces de cine. Pasé de manejar camiones de filmación en 1988 a ser un operador de maquinaria y luego a un técnico en iluminación en 1989. Para 1991, ya era un completo técnico en iluminación y cinematógrafo de videos de música. Smashing Pumpkins, Stone Temple Pilots, Nirvana. Las personas con las que trabajé me empujaron a lo desconocido y me ayudaron a desarrollar mi actitud arriesgada. Me dieron la capacidad para iluminar cualquier situación como un narrador."

Shane, helicóptero
Shane, auto en el aire
Shane con la cámara
Shane mirando por el visor de la cámara

Riesgos más inteligentes

Ya sea persiguiendo el amor de su vida a Boston o persiguiendo la perfección de la iluminación desde los videos musicales hasta la televisión y las películas, el enfoque intrépido de Shane hacia la vida y los cambios de carrera pueden parecer saltos de fe a ciegas, pero siempre son riesgos minuciosamente calculados. Cuando el cultivo de habichuelas coloradas de USD 40 000 de su familia quedó bajo 60 cm de agua por las inundaciones, Shane no pudo conducir el tractor con su respectivo recolector de habichuelas, así que alquiló una topadora para empujar el tractor, a pesar del costo y la posibilidad de que quizá no funcionara. Teniendo en cuenta los beneficios, valía la pena arriesgarse con una solución poco convencional.

Cuando siete jefes de producción de HBO entrevistaron a Shane para un puesto de cinematógrafo en la película ganadora del Emmy de 1998, “El clan sinatra”, no solo tuvo que luchar contra su juventud, sino también contra su trabajo anterior como técnico en lugar de cineasta narrativo. Casi nadie había llegado al puesto de cinematógrafo con un trabajo previo de técnico en iluminación, pero Shane tenía claro su objetivo. Su pasión y conocimientos más el apoyo del director Rob Cohen persuadieron a HBO para darle el trabajo. Desde entonces, ha sido el cinematógrafo de más de 20 películas.

Las posibilidades de arriesgarse y tener éxito aumentan drásticamente cuando el objetivo deseado se encuentra firmemente en la mira y las herramientas del intrépido son de máxima calidad. (Que un montacarga de cadena defectuoso casi te desprenda la cara, enfatiza aún más este punto). En 2009, Shane y su esposa Lydia comenzaron el Hurlblog como una manera de apoyar a la generación entrante y de compartir sus dos décadas de profundo conocimiento con el mundo. Gracias al blog pronto surgió Hurlbut Visuals, un medio de creación para cortometrajes y comerciales. Nuevamente, con gran riesgo y falta de convención, Hurlbut Visuals surgió del blog de Shane y repercutió en este último. Mientras Shane más compartía y enseñaba, incluida la última incorporación de su Inner Circle basado en miembros, más trabajo atraía su blog, y mientras más herramientas obtenía para ese trabajo, más tenía que escribir sobre este.

Luego de filmar más o menos 16 películas de cine, Shane se involucró en lo digital, esto supuso una búsqueda de las herramientas de flujo de trabajo digitales correctas, especialmente para el almacenamiento de información. Les preguntó a todos los expertos en posproducción disponibles que pudo encontrar. Si bien había muchas opciones de discos duros externos en el mercado, había un comentario constante: nadie había visto que un disco G-Technology fallara. Shane probó la marca y confirmó las opiniones de sus colegas de primera mano. Actualmente, se realiza una copia de seguridad a varios discos G-RAID® de todo el contenido educativo que Hurlbut Visuals crea y de todo lo que los técnicos en imagen digital (Digital Imaging Technician, DIT) de la empresa manejan durante la filmación. Las ventajas van desde la protección de la información hasta el rendimiento mejorado del flujo de trabajo.

"“Mientras filmamos”, dice Shane, “el DIT realizará la copia de seguridad de la filmación al mismo tiempo”. A veces, repentinamente, nos estamos por quedar sin luz y solo filmamos con tres o cuatro cámaras durante 50 minutos seguidos, luego paramos. Ahora, esas cuatro cámaras con 50 minutos de imágenes 5K pasan a nuestro DIT. Si tenemos que trabajar con discos más lentos e inferiores, la producción estará mirando sus relojes y dirá, “¿Por qué se demoran tanto? ¿Por qué no han realizado una copia de seguridad de esto?” No tener a estos hombres sentados alrededor y esperando ahorra mucho dinero."

En la actualidad, Hurlbut Visuals utiliza varias generaciones de soluciones G-RAID, incluidos los modelos de 2 TB, 4 TB, 8 TB y 16 TB. Debido a necesidades de mayor portabilidad, Shane recientemente comenzó a utilizar los modelos G-DRIVE ev RaW de 1 TB, en parte por sus protectores reforzados, resistentes y livianos para una mejor protección en el campo. Desde las estaciones de trabajo de PC hasta la misma máquina HP de 5K de tiempo real que editó “Perdida”, todos los sistemas de Hurlbut se conectan con las soluciones de G-Technology a través de las conexiones USB 3.0 o Thunderbolt™. Espera ser uno de los primeros en adoptar soluciones mucho más escalables y de alto rendimiento de G-Technology que saldrán en 2016.

El desafío de mantener la luz viva

En un sentido muy real, elegir el almacenamiento correcto es un factor fundamental para Hurlbut Visuals. Shane necesita una protección fiable y segura para sus recursos. Además, necesita productos que puedan cumplir con las necesidades técnicas y de rendimiento, tanto para el trabajo de hoy en día como para el futuro de su negocio.

Por supuesto, no basta con tener las herramientas adecuadas al alcance de la mano. Los profesionales comprenden que una carrera a largo plazo se basa en las estrategias de uso y de flujo de trabajo adecuado.

"“Nunca triunfarás si realizas una sola copia de seguridad”, afirma Shane. "Normalmente nosotros realizamos cuatro copias de seguridad de todo. Una nos la quedamos nosotros. La segunda vuelve a la editorial por FedEx. La tercera la llevamos con nosotros donde sea que vayamos y luego se la devolvemos a la editorial. La cuarta se queda en una caja fuerte. Todas esas copias de seguridad son absolutamente indispensables para tener éxito cuando trabajas en esta era digital. Le he recordado tantas veces a mi director creativo cuando no realizó una copia de seguridad, solo lo guardó una vez y luego envió el disco. Él dirá, “Estaba apurado y no tuve tiempo”. Y yo pienso, “¡¿Pero me estás tomando el pelo?!”. Esa es una mala forma de arriesgarse."

Si existe una cualidad única y principal del rápido crecimiento y de los logros continuos de Shane Hurlbut, podría llamarse “audacia calculada”." Se necesitan agallas para arriesgarse y saltar al abismo, pero se necesita ser inteligente para planificar el lugar de la caída y habilidad para ajustar la trayectoria en el medio del aire. El almacenamiento cumple una función clave en todos los cálculos de Shane. Sin él, sabe que él es solo un accidente lejos de la luz de su trabajo duro que se oscurece.

Los miembros de G-Team son líderes en sus respectivos campos, quienes utilizan los productos G-Technology en sus vidas laborales diarias. Se compensa a los miembros de G-Team por su participación.

Los discos duros externos de G‐Technology funcionan como un elemento de una estrategia general de copia de seguridad. Se recomienda que los usuarios tengan dos o más copias de sus archivos más importantes guardadas o almacenadas en dispositivos diferentes o en servicios en línea.

Más embajadores de G-TEAM